lunes, 12 de junio de 2017

Reseña: En la oscuridad resplandecen las estrellas- Diana Peterfreund

Título: En la oscuridad resplandecen las estrellas
Autora: Diana Peterfreund
Páginas: 384

Editorial: Océano Argentina (Oz Editorial)
Sinopsis: Han pasado generaciones desde que el experimento genético que tenía que transformar la tierra fracasó y diezmó a la humanidad, generando una sociedad donde la tecnología es ilegal y el poder está en manos de una reducida casta de personas: la nobleza ludita.
Elliot North es una ludita disciplinada que dirige la hacienda de su padre. Cuando Kai, su sirviente, de quien está completamente enamorada, le pide que se fugue con él, Elliot siente que su deber es quedarse aunque eso le romperá el corazón.
Cuatro años después, Kai regresa como miembro de un poderoso grupo cuyas ideas transgresoras amenazan el rígido sistema ludita. Elliot tiene una segunda oportunidad, pero sabe que intentar recuperar el amor de Kai significa traicionar todo aquello en lo que le enseñaron a creer. 
       No saben cuántas ganas tenía de leer este libro. Desde hacía tiempo tenía la segunda parte en espera en mi estantería, y hace poco pude comprarme este, que es el primero. 
 Lo que más me llamó la atención siempre de este libro fue que sea un retelling de Persuasión, de Jane Austen. Un clásico hermoso que me encanta así que estaba ansiosa por ver cómo una autora reversionaba esa maravillosa historia, más teniendo en cuenta que lo hacía en una distopía. 
 En este caso, la protagonista se llama Elliot North, quien dirige la hacienda de su padre y es ludita. Los luditas son una especie de responsables de la humanidad, sobrevivientes de la mancha de la Reducción. Cada generación de luditas debe cuidar a los reducidos -más abajo les cuento qué son- y a toda su descendencia. Se ocupan de administrar las tierras y cumplir minuciosamente con los protocolos establecidos, para salvaguardar la especie.   
 Kai es un post-reduccionista, es decir, un HR (Hijo de Reducidos). Uno de cada veinte bebés nacidos de reducidos son post, pero cada vez son más. Son tan inteligentes y capaces como cualquier ludita. Incluso tienen puestos similares a los que ellos ocupan en las haciendas. Aún así, su estatus social claramente no es el mismo, pero nadie se anima a hablar de ello. Los de esta casta trabajan en la cosecha para los luditas, y viven en condiciones humildes. Aunque también existen los que son libres, pero son todo un misterio. Algunos consideran a los de la clase de Kai como niños indefensos y desorientados, para otros son animales de carga, irracionales e inútiles. Ambos se enamoraron perdidamente, a pesar de ser de clases sociales distintas. La familia de ella estaba totalmente en contra, lo que complicaba mucho las cosas. Pero todo acaba de manera definitiva cuando él decide irse, y le propone fugarse juntos. Ella lo rechazó, y desde ese día no se han vuelto a ver. 
 Cuatro años después, Kai regresa como un almirante. Ya no es más un siervo de la tierra, sino que es uno de los hombres más ricos de la isla. Pero ahora está muy distante con Elliot, carga un resentimiento que claramente no puede dejar atrás. No puede perdonarla. Ahora que ha visto el mundo, más allá, sabe cuán mal están las cosas allí. Cuán mal estaba todo lo que desde niños les habían enseñado. 
 Bueno, como verán las similitudes con Persuasión están bastante explícitas en la trama. Se puede establecer una conexión muy fácil entre ambas obras. En particular, el hecho de que sea una distopía le da un toque especial. Hay una explicación bastante enriquecida sobre el contexto de los hechos. Incluso el tiempo se puede percibir, ya que mencionan actuales países como algo histórico y lejanamente extinguido.  
 “Ya no era su nombre, y, sobre todo, aquel hombre ya no era Kai. Por lo menos, no era el Kai que Elliot había conocido toda su vida. No era el Kai que había ocupado su mente durante los últimos cuatro años, el que Elliot había inventado en la oscuridad de la noche, cuando se atrevía a imaginar que las cosas podían haber sido distintas. Aquel Kai era, sin duda, una fantasía. El hombre en el que se había convertido lo consideraría a buen seguro una pesadilla”.
 Los Reducidos, en tiempos pasados, fueron quienes se creyeron superiores a Dios, y por eso los bajó un eslabón por debajo del hombre. Hablan en un extraño lenguaje monosilábico y pueden recibir adiestramiento, pero no desempeñar ningún otro tipo de trabajo cualificado. Requieren de suma vigilancia, ya que los jóvenes, ancianos, enfermos y embarazadas son propensos a autolesionarse.
 La distinción entre estos tipos de personas es lo que sería un extra por sobre el original. Porque en el resto de los aspectos, coinciden bastante. Ya sea en los problemas financieros de los North, y la personalidad del padre de Elliot cuya preferida es nadie más ni menos que Tatiana, su hermana mayor.
 El romance es también muy similar: frío cuando están frente a frente, pero muy poético en sentimiento. Lo que agregaría para destacar es que la hostilidad de Kai es muchísimo más marcada. Y eso me encantó. Lo que cambiaría hubiese sido poner menos frases calcadas -así, tal cual- en ciertos momentos.
 A pesar de todo, la pluma de la autora es bastante particular, y no terminó de convencerme por completo, porque por momentos se me hacía algo lenta y densa. Aún así, los diálogos eran penetrantes y cargados de emociones. Eso sumado a la profundidad de los personajes creados, hicieron que la novela me enganchara. Su evolución es muy progresiva; y aunque no tiene demasiados giros, sí posee uno puntual que da el pie perfecto para despegar.
 Es raro, porque para estar ambientado en un futuro incierto, las escenas parecen más bien sacadas de una película antigua, de algún siglo pasado. O será que al tener como base dicha obra, todo me parezca narrado en el siglo xix.
 Lo mejor es el toque original que le da la autora. Eso que lo hace un gran retelling, el punto distintivo e independiente de su inspiración original. Y es la clase de magia que tiene, un ingrediente que roza un poco, pero que no se introduce de lleno en la fantasía.  
 El final me pareció bastante apropiado, aunque no imagino de qué manera podría continuar (supongo que eso significa que quedé conforme). Por suerte tengo la segunda parte aguardando, para deleitarme con un poco más del maravilloso corazón de Kai y la osadía de Elliot.
“¿No es extraño que sepamos cosas de estrellas que ya ni siquiera podemos ver? En los libros hay muchas estrellas que ninguna persona de las islas ha visto nunca. Un día, tal vez consiga construir un avión de verdad y tú y yo podamos ir a ver el resto de las estrellas y también el resto del mundo.
Tu amigo, Kai
4/5

9 comentarios:

  1. Hola guapa!!
    Lo subiremos al carro de las posibles lecturas veraniegas, a ver si da el tiempo para todo.

    Besitos 💕💕💕💕

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!!
    No conocía la novela! GRACIAS POR LA RESEÑA!!!!! <3

    ResponderEliminar
  3. Parece un libro muy interesante. La portada es preciosa. Me gustan los protagonistas y aunque estén demasiado de moda los retellings y las distopias, me encantan, así que creo que sería una lectura muy amena.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola,hace tiempo que tengo este libro en los pendientes justamente porque es un retelling de Persuasión, pero nunca lo tomé porque no sabía nada mas sobre él. Después de leer tu reseña creo que lo leeré muy pronto :3
    Saludos !

    ResponderEliminar
  5. A pesar de lo que cuentas y de la nota que le has dado, no me llega a convencer.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Buenas.
    Las distopías no me llaman la atención así que no me animo con este libro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    No conocía este libro y la verdad que no me disgusta para nada como pinta la historia, así que más que apuntado está.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    No conocía este libro pero tiene muy buena pinta y me apetece bastante leer algo así, sin duda me lo apunto para un futuro cercano, además veo que te ha gustado bastante. Me alegro <3

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar