martes, 11 de abril de 2017

Reseña: Memoria de cristal de Cecelia Ahern

Título: Memoria de cristal
Autora: Cecelia Ahern
Páginas: 368

Editorial: Ediciones B
Sinopsis: ¿Qué pasaría si solo tuvieses un día para descubrir quién has sido en realidad?
Cuando Sabrina Boggs encuentra por casualidad unas misteriosas pertenencias de su padre, descubre una importante faceta de su vida cuya existencia ignoraba.
Su vida cotidiana, hasta entonces rutinaria, sufrirá una ruptura inesperada al revelársele los secretos del hombre a quien creía conocer, así como recuerdos, historias y gentes de las que nada sabía. De la noche a la mañana, su vida y cuanto la rodea cambiarán por completo.
       Después de pasar una semana bastante alejada de este rinconcito, voy a empezar a ponerme al día con las reseñas que tengo sin terminar, y que tantas ganas tengo de compartir (realmente son mi descargo). Esta en particular me costó mucho hacerla, y quiero contarles por qué. Leí hace bastante tiempo una obra de esta autora -Donde termina el arco iris- y me gustó muchísimo su manera de escribir, por lo que tenía ganas de adentrarme en otro de sus títulos. 
 Memoria de cristal tiene como protagonista a Sabrina Boggs, una mujer de treinta y dos años que es salvavidas en la piscina de un hogar de ancianos, desde hace aproximadamente siete años. Tiene tres hijos que adora con su alma, pero que la dejan muerta de cansancio debido a su constante hiperactividad. No suceden muchas cosas muy a menudo en su lugar de trabajo, el cual se limita a estar sentada vigilando los abuelos para que no se peleen o empujen, o en el peor de los casos, se ahoguen. En ese sitio no está permitido prácticamente nada, y es muy raro que acontezca algo fuera de lo esperable. Básicamente lo que le sucede a ella es que está aburrida de su vida, de su rutina, y se encuentra en un momento en el que no se siente satisfecha con todo lo que ha logrado en los últimos años: el trabajo, su esposo e hijos. Se pregunta si eso es realmente lo que siempre anheló.
 Sabrina es muy nerviosa. Le cuesta respirar en tierra firme porque la natación le hizo acostumbrarse a aguantar la respiración, a manejarla de otra forma. Tiene trastornos de ansiedad y hasta por momentos ataques de ira prácticamente irrefrenables. Fergus, su padre, padece varios problemas de salud, y esconde muchos secretos de su pasado. Él será el eslabón fundamental para el descubrimiento que hará la protagonista, por el cual su mundo tenderá a un desequilibrio paulatino. Todo va a comenzar con la llegada de una caja con pertenencias de su padre, la cual contendrá recuerdos y vivencias de algo que él nunca se atrevió a compartir con su familia. 
 No sé cómo empezar a contar lo que pienso de este libro. Creo que es mejor que aclare que realmente esperaba más, mucho más de él. Quería que me guste más que nada en la vida. Si bien la sinopsis no es la más llamativa, había un misterio que me incitaba a leer la obra, eso sumado a las referencias de la autora, hicieron subir mis expectativas por las nubes.  
“Tengo una habilidad especial para recordar cosas que la gente olvida, y ahora sé algo importante acerca de papá que él se guardaba para sí y que ha olvidado. Hay cosas que queremos olvidar, cosas que no podemos olvidar y cosas que se nos olvidó que habíamos olvidado, hasta que las recordamos. Ahora hay una nueva categoría. Todos tenemos cosas que nunca querremos olvidar. Y todos necesitamos una persona que nos las recuerde, por si acaso”.
 Al comienzo me pareció que las cosas se tornaban demasiado triviales, poco prometedoras. Al pasar las páginas pude notar lo que en verdad me molestaba de la novela, lo que constituía la principal falencia, y es que no sucedía nada interesante. Eran capítulos y capítulos que pasaban sin más, y los personajes reaccionaban de forma exagerada a acontecimientos de lo más corrientes. 
 Me desconcertó que, siendo una parte tan importante en la vida de la protagonista, no se les haya dado relevancia a sus hijos. No sabemos nada de ellos, ni siquiera aparecen en escena, lo cual dificulta bastante el hecho de que empaticemos con el cansancio mental que le producen. Es algo que se me hizo inevitablemente raro; los nombraba de vez en cuando (unas dos o tres veces en todo el libro), pero pasaba totalmente de ellos cuando hacía una revisión completa de su vida. Me era imposible conectar con sus sentimientos, tanto hacia su familia como hacia sí misma. Qué era eso que tanto atormentaba sus días, que no la dejaba respirar, pensar, relajarse. 
 Sabrina me resultó un personaje débil, inconsistente, que siente que camina siempre por una cuerda floja cuando en realidad se está ahogando en un vaso de agua. Creo que caía en una dramatización constante que hacía incomprensible su accionar, y la justificación que le daba a ello. Siento que la autora podría haberle sacado más provecho, por lo menos demostrando que le importaba algo de lo que la rodeaba, que no vivía solamente porque el aire es gratis. Lo que sí podría rescatar es que produjo cierto cambio en la relación con su padre, eso me agradó de cierta manera. 
 Sobre el “enigma”, lo cierto es que se le dio mucha cuerda, para que al final sea algo tan llano y poco sorprendente que me decepcionó por completo. No terminé de comprender lo que la autora quiso plantear en esta novela. La manera en que está narrada es bastante confusa, con cambios de narrador sin previo aviso y de manera abrupta, muchos de ellos inoportunos y que no hacían más que entorpecer la lectura. El ritmo era bastante lento, y por momentos se estancaba ya que la autora se detenía demasiado en cosas intrascendentes.
 El foco hacia el que se dirige el desenlace es bastante extraño y confuso, no me sorprendió para nada y me dejó con ganas de más. Sin contar que nunca se explica nada de esa “habilidad especial” que posee la protagonista para recordar, queda todo en la nada. 
“Me gusta mucho mi trabajo, pero últimamente he estado ansiosa. Yo no sé qué es exactamente lo que creo que debe suceder en mi vida, o lo que espero que suceda. No tengo sueños ni metas particulares. Quería casarme y lo hice. Quería tener hijos y los tengo. Quería ser salvavidas y lo soy. Aunque, ¿no es ese precisamente el significado de sentir un hormigueo de impaciencia? Pensar que hay hormigas dentro de ti cuando no las hay”.
2/5
¡Muchas gracias a Ediciones B por enviarme el ejemplar!

11 comentarios:

  1. ¡Hola Diana! no me acaba de convencer el libro, la portada me encanta, pero por lo que nos cuentas sobre él, no me decido; lo anotaré porque nunca se sabe, pero no me podré poner con él en un futuro próximo, demasiadas cosas en ristre.

    Un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    En principio la sinopsis, a pesar de ese secreto no augura nada demasiado emocionante y después de ver tu decepción y que no has conseguido conectar con la protagonista, porque es una historia bastante llana, lo dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    no he leído este libro pero si he leído Imperfectos de cecelia y me encantó, te lo recomiendo, es una trilogía y me encantó jeje. Este libro lamentablemente no creo que le de una oportunidad, me ha encantado la reseña :).

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Tengo que decirte que a mi me encantó Where Rainbows End y -la película- P.S. I Love You, así que entré super feliz a leer tu reseña, es una lástima que esta historia no esté tan bien desarrollada. Creo que definitivamente dejaré pasar este libro y haré como que no existe jaja.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Me parecen muy interesantes tus reseñas. No he leído nada de la autora, pero ha sido un placer conocerla de tu mano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Una pena. Cuando los personajes, especialmente los principales, no me resultan creíbles o consistentes, tampoco aprecio la lectura.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola! hace mucho tiempo que no leo a esta autora pero me has recordado el motivo, me aburría su libro y eso es mortal para repetir, gracias por tu sinceridad , besitossss

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Diana! como he dicho otras veces, la Romántica me da pereza, pero que no sea lectora del género no significa que no lo tengo en cuenta para regalos y sobre todo, para estar al tanto de todo.

    Un besito, cielo!!

    ResponderEliminar
  9. Atractiva portada y dependiendo de las espectativas, así nos puede defraudar su contenido.
    NO conozco la autora, gracias por presentarla.
    Un buen fin de semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Me gustó mucho Dónde termina el arcoiris, pero este no me llama en absoluto :/

    ResponderEliminar