martes, 21 de marzo de 2017

Reseña: Tren con destino a ti- Alba Navalón

Título: Tren con destino a ti
Autora: Alba Navalón
Páginas: 376

Sinopsis: Un mes viajando en tres por Europa con su hermano y su mejor amiga. Sería un sueño hecho realidad para Marta si no fuera porque Marcos, su antiguo cuelgue, también viaja con ellos. ¡Pero no pasa nada! Bastará con ignorarlo...total, él ni tan siquiera le habla ¿O cambiaran las cosas en el viaje cuando solo se tengan los unos a los otros, cuando tengan que compartir habitación, cuando compartan una y mil experiencias juntos? Todo un mes por delante para unos joven es con ganas de descubrir Europa.
¿Te apuntas?
El tren está a punto de salir.
       Este libro fue parte de una lectura programada desde hace cosa de un mes atrás, y la reseña llegó bastante tarde, pero bueno, puedo decir que llegó al fin.
 La historia trata sobre un grupo de amigos que se va de viaje en tren, por toda Europa. Conocemos cada personaje y sus anécdotas en varias de las ciudades más bellas del mundo. 
 Me encanta la temática de esta obra, principalmente porque viajar es algo hermoso (en serio, no conozco a alguien que no le guste) y explorar lugares nuevos es realmente emocionante. Aquí se mencionan destinos bellísimos como Ámsterdam, París, Bruselas o Praga, entre otros. 
 La narración me pareció entretenida, con bastantes diálogos y personalidades variadas, así que no me aburría mientras leía. El punto que me desilusionó bastante es que la mayoría del tiempo la autora se metía tan de lleno en los personajes, sus problemas y sentimientos, que se olvidó de la ambientación. Me explico: como dije antes, hay muchos lugares interesantes de referencia, pero al ser sitios tan ansiados por ellos (y al fin, visitados) me esperaba más descripciones de las ciudades, de la gente, de los paisajes, del clima, del transporte, de la comida, no lo sé, algo... Si bien por momentos había ciertas referencias, sentí que se quedó medio corta en ese aspecto. Por lo menos a mí me hubiese gustado que la ambientación sea más sólida, con un poco más de descripciones y características visuales, aunque sea. Ni siquiera de la cultura, que de más está decir que me hubiese encantado conocer sobre eso, pero comprendo el punto de que es más complejo y que con tantos sitios es necesario hacer un libro de novecientas páginas más o menos. Sin contar que tampoco es una guía turística, sino un libro juvenil.
 Cada capítulo tiene un destino diferente, y en cada ciudad viven aventuras nuevas. Eso me pareció original, aunque continúo con esa sensación de insustancialidad sobre los escenarios. 
 El romance es otra cosa que me dejó pensando. En este caso me hubiese gustado que tuviera menos lugar, y le dejase paso a la amistad en sí. Lo sentí como lavado, insulso y por momentos infantil. En cambio, en las escenas en que se dejaba de lado y simplemente se daba lugar a momentos entre amigos, divirtiéndose y sin problemas, todo se tornaba mucho más ameno. 
 Sobre los personajes, son cuatro principalmente. Hablaré a continuación de ellos, pero adelanto que tengo motivos por los que algunos me gustaron y otros no tanto. Aunque todos y cada uno de ellos fueron los que le dieron el sentido a la obra, y los que me hicieron reír en más de una ocasión. Fue esto lo que me llevó a subirle algunos puntos en la reseña.
 “—Marcos —lo llamó, y este abrió los ojos—, puedes apoyarte en mi hombro si quieres.
—No hace falta, gracias.
—No seas tonto y apóyate en mí, que como sigas mirando hacia arriba el tipo este va a creer que hablas con Dios, o peor aún, con Satanás”.
 Marta es la protagonista principal, me cayó bien en general, aunque por momentos me parecía demasiado buenuda, ingenua. Pero no del tipo “qué buena chica, qué transparente”, sino del tipo surrealista. Como que no me cuajaba mucho que fuera tan inocente, cuando no se daba cuenta de cosas sumamente obvias desde el minuto cero; además por momentos tenía salidas que contrastaban fuertemente con su personalidad, lo que era bastante desconcertante. Sacando eso, empaticé con ella y hasta sufrí en varios momentos por ciertas cosas que le pasaron, y creo que para su edad tomaba decisiones bastante sensatas. Su hermano, Diego me encantó. Portador de un humor bastante particular, pero agradable, sobresale del grupo naturalmente (amo la gente así, es que tienen un don). Su novia Diana es, a decir verdad, un personaje bastante estereotipado, aunque a pesar de eso me pareció simpática. Quizás le faltó un poco de protagonismo, lo cual se tornaba algo forzado ya que según su personalidad, sería más normal que su nombre resonara un poco más en el libro.
 Marcos...no lo sé, tuve sentimientos encontrados. De entrada tuve bastantes prejuicios con él, por una cosa que hizo en el pasado con respecto a Marta, lo cual me dejó condicionada para toooda la lectura. Y hasta cuando parecía mejorar el asunto igual yo estaba pensando en él medio molesta/mirándolo de reojo, jaja. Por suerte hacia el final pudimos congeniar un poco más. 
 Me encantó cómo se intercalaba la aparición de cada uno de ellos, aunque insisto en que algunos deberían aparecer más que otros. También hubo otros personajes que iban surgiendo a medida que ellos arribaban a un lugar diferente, pero lo cierto es que no me parecieron para nada importantes (hasta diría que hacerlos tan superfluos, los volvió como de relleno en la trama).  
 El final me lo esperaba, pero lo acepté sin disconformidad porque creo que no podría acabar de otra forma, no sería lo correcto. Además la última frase que metió la autora me gustó un montón. 
 Aquel día visitaron la Isla de la Ciudad, que era el corazón de París. Allí, entraron a la famosa Catedral de Notre Dame y subieron a sus torres, aunque no encontraron al Jorobado. También visitaron el Panteón y después, cruzando la ciudad, visitaron por fuera la Ópera de Garnier y la Iglesia de la Madeleine. No obstante, para Marta aquel día París no hacía honor a sus apelativos. Para ella, la ciudad del amor se había quedado sin amor y la ciudad de la luz ya no tenía luz.
3.5/5

10 comentarios:

  1. La frase es muy bonita y la idea de viajar por Europa, también. Pero la novela romántica es de mis géneros menos apreciados, la verdad.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene algunas frases bonitas...A mi me encanta el género romántico, aunque últimamente vengo leyendo otros siempre es uno de mis predilectos así que espero volver al ruedo jaja.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Lástima que no haya dando algunas pinceladas sobre las ciudades a las que hace referencia el libro porque son una maravilla todas y cada una de ellas.
    Esto y que la historia no me tienta en demasía hace que no me anime.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es lo que más me desilusionó del libro! Me esperaba más descripciones que las que la autora me dio, con tantos capítulos y tantos destinos que contenía (más de 30, una locura) esperaba que se explayase bastante más...Saludos :)

      Eliminar
  3. Tiene que ser maravilloso hacer un viaje en tren por toda Europa.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que estoy completamente de acuerdo, ¡es un sueño!

      Eliminar
  4. Hola guapis! No es mi género favorito, pero no la descartaré tan pronto, hay veces que una lectura laxa es lo que mejor se lee en momentos bajos.
    Un Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena que el género no sea el que más leas, aunque tampoco creo que te pierdas de mucho, si eso te hace sentir mejor :P
      Concuerdo que a veces una lectura de ese tipo está bien para salir del paso.
      Besotes♥

      Eliminar
  5. Pues tengo la novela y tenía ganas de leerla, pero después de tu reseña, me he desinflado un poco. SObre todo por el tema de la ambientación. Que creo que una buena le daría algo de ligereza a los personajes.
    Igual lo leeré, pero segurmaente ya no sea de mis prioridades.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que me hizo mucho ruido eso! La sinopsis tiene una pinta estupenda, y me esperaba que tuviese más descripciones, teniendo en cuenta que los recursos los tenía (más de dos docenas de ciudades bellísimas de las que hablar mucho).
      ¡Saludos! Que tengas un buen fin de semana <3

      Eliminar