miércoles, 15 de marzo de 2017

Reseña: Mi isla- Elisabet Benavent

Título: Mi isla
Autora: Elisabet Benavent
Páginas: 362

Editorial: Suma de letras
Sinopsis: Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes...
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza...
Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado...
Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos...
hasta que conoce a Alejandro...
y la calma da paso a una tormenta de sensaciones...
y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.
       Llevaba poco tiempo con este libro entre mis pendientes, pero por alguna razón con el correr de los meses pensé que este tipo de historia no podría aportarme muchas cosas nuevas, ya que la sinopsis es bastante típica...y no es por un prejuicio, sino que estoy con ganas de leer otras cosas últimamente. Si bien pude disfrutar la lectura, me hallaba en lo cierto respecto a la trama en sí, que no me sorprendió mucho que digamos.
 Mi isla tiene como protagonista a Maggie, una joven que después de varios golpes en su vida decide aislarse completamente de todo, empezar de cero en un lugar desconocido y diferente. Sin sus antiguos problemas ni nadie que la moleste. Por ello es que se va a vivir a una isla, alejada de los suburbios y de la rutina avasallante de su vieja ciudad. Allí transcurren sus días durante varios años, aparentemente de mil maravillas, hasta que la llegada de un huésped la desestabiliza por completo.
 Maggie juró no volver a creer en el amor, debido a una gran decepción que tuvo en el pasado, cuyas heridas aún siguen abiertas. Todo parece cambiar de repente cuando llega Alejandro, que arriba exactamente en busca de lo mismo que ella apenas llegó: paz, tranquilidad...y soledad. Obviamente entre ellos surge una atracción inminente, que deberá atravesar varios momentos tanto buenos como malos, pero que al fin y al cabo repercutirán mucho en las vida de ambos.  
Pensé que este libro iba a quedarse a medias en lo que respecta a una trama profunda, y que se me iba a hacer ligero de leer justamente por eso, porque esperaba una historia sencilla y fresca. Al ser el romance el tema central de la novela, puse de lleno mis expectativas en él, lo cual fue un error descomunal, ya que si éste no me gustaba, el libro terminaría siendo pesado como yunque para mí. Y aunque no fue excluyente, la mayoría del tiempo de lectura me costaba avanzar con fluidez; está dividido en cinco partes, las cuáles me resultaron bastante densas para la cantidad de páginas totales y la respectiva temática que contenía cada una de ellas.  
“Pues ya estaba. Sin pensarlo. De cabeza. Sin plantearlo. Sin saber con seguridad si había metido bañador en las bolsas o si llevaría una jodida toalla. De cabeza a una isla que no conocía y que tenía pinta de poder recorrerse andando de punta a punta. En medio de la nada. Atrapada en el tiempo. Una isla en la que encontré, sin saberlo, la vida en todo su esplendor”.
 Los personajes no terminaron de convencerme. La protagonista principal al comienzo me pareció de lo mejor, inteligente y espontánea; nos cuenta un poco cómo es su personalidad, sus gustos y todo va bien hasta que saca su lado autocompasivo. Y no es que tenga un conflicto con este tipo de personas, es que siempre pasan esa línea de tolerancia tan fina que tengo con este tema. Sé que ella vivió un pasado feo y que le cuesta soltarlo, pero por momentos me parecía tan sumergida en él que no comprendía por qué entonces se había tomado la molestia de cambiar su presente. Además, otra característica que me molesta muchísimo de los personajes (y más de los libros narrados en primera persona) es que sean redundantes. Todo el tiempo repite cosas, y de manera calcada, por lo que también esto la convirtió en una chica aburrida a mi parecer.
 Alejandro me resultó bastante más agradable. Él escapa también de su vida, pero lo vi distinto, quizás porque no es algo trágico sino que aunque lo tiene todo siente ese vacío y quiere progresar, quiere algo diferente. Un cambio real. Esto es lo que no vi en Mag, un cambio rotundo en ella previo (sincero) mea culpa.
 No logré comprender tanta necedad por parte de los personajes, ni por qué caían en esa creencia de creer que por irse, dejarían los problemas en el lugar desde donde partieron. Todos sabemos que aunque nos vayamos al fin del mundo, nuestros problemas nos seguirán. O eso creo yo, más que escaparse hay que enfrentar las circunstancias. Y si bien acepto que es de lo más tentador irse a una isla si tu vida es un desastre, poder empezar desde cero y tener una vida nueva, tampoco llegar al punto de ser un/a negador/a compulsivo.  
“Por aquel entonces, en el momento en el que empieza esta historia, navegaba constantemente sobre el oleaje de la fase de negación. Era consciente de lo que cargaba a mis espaldas, de las experiencias que acumulaba y lo que estas decían de mí, pero en el día a día las defenestraba a un baúl mental lleno de cosas sin importancia. Minucias. Yo ya había cambiado, ¿no? ¿Para qué seguir regodeándome en las equivocaciones que me habían llevado a aquella isla?”.

 El romance no me desagradó, porque no es algo que se da de forma instantánea, y lo sentí genuino. Aunque tampoco pude conectar mucho a decir verdad. Sentía como que empezaba de una manera amena, primero distante, de a poco fogoso. Hasta que se volvió pseudo-melodramático, y ahí de nuevo me dejó de interesar. No sé cómo explicarlo, pero se respiraba unas ganas de volverlo todo triste, trágico, cuesta arriba...cuando podría ser un poco más sencillo. No quiero liarlos en este punto pero aunque entiendo que en una novela las cosas necesariamente tienen que darse de manera rebuscada, elaborada si se quiere, acá percibí un exceso de drama.

 Las actitudes de los personajes se me tornaban bastante tóxicas. Del tipo “hago lo que quiero, sin pensar en las consecuencias, aunque nos rompamos las narices...porque nos gusta”. Hasta me daba pena intentar ponerme en lugar de cualquiera de ellos, por esa razón. 
 Lo positivo lo hallé en las partes tragicómicas, que aunque fueron pocas, salvaron las papas muchas veces. Un poco de reírse de uno mismo y no tirarse al tacho por cualquier cosa. Y también rescato todos los momentos que no eran flashbacks, los cuales eran de lo peor de la obra. Esto junto con el final, que muy a mi pesar, se me hizo algo precipitado dadas las circunstancias.
 Y por último lo que más me gustó es que encontré un montón de frases preciosas, que guardo en mi corazón realmente; más allá de que a los personajes les entren por un oído y les salgan por el otro. 
“Al final, cuando todo se hunde es porque el suelo ha ido cediendo poco a poco, centímetro a centímetro, hasta que no resiste más. Cuando desaparece el suelo bajo tus pies es porque dejaste que las tristezas, las inseguridades, las mentiras se filtraran y pudrieran los cimientos de tu personalidad”.
3/5

17 comentarios:

  1. ¡Hola Diana, guapísima! mira que no suelo leer este tipo de novelas, pero será que ando romanticona y alegre porque me apetece leer todo lo que veo hoy, jajaja. Tiene buena pinta, lo apunto.

    Un besito!
    Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola hermosa! A mí me encanta el romance y lo leo seguido, creo que en cada mes un libro de romance mínimo meto entre mis lecturas jaja. Aunque éste me desilusionó un poco.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Hola!
    No leí el libro aun pero tengo ganas de hacerlo, veremos si al leerlo pienso como tu
    ¡un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si mi reseña es tan alentadora, pero espero que si lo leés lo disfrutes más que yo...que me quedé con infinitas ganas de cambiar algunas cosas :/
      Saludos.

      Eliminar
  3. La verdad es que le tengo muchas ganas a este libro, pero al mismo tiempo no voy con muchas expectativas, porque la autora me terminó decepcionando con el final de una de sus sagas, así que no sé con qué me voy a encontrar realmente... Solo sé que valga la pena porque, aunque este género me suele gustar mucho, no estoy segura de que me gusten muchos los personas si son tal y como los has descrito :3
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? No leí otro libro de la autora, pero sé de una saga que muchos pintaban bien. Me gusta mucho la literatura juvenil, a pesar de llevar varios años metida en el género siempre disfruto encontrando buenas historias. Pero la verdad es que creo que con Benavent comencé por el lugar equivocado.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Holaa :)
    Después de leer tu reseña creo que has sido muy generosa dándole un 3/5, si no te ha gustado bájale más, no pasa nada :P
    La verdad es que a mi esta autora no me gusta, me empecé los libros de Valeria y los abandone al poco de empezarlos. Pretendo leer alguno para no cerrarme del todo a esta autora, pero la verdad es que no me llama mucho tanto drama.
    Es una pena que no hayas podido disfrutar este libro u.u
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que lo haya sido para nada. En primer lugar mis calificaciones son subjetivas (obviamente) y en función de lo mucho o poco que me gustó el libro, y de las cosas buenas o malas que hallé en él. En este caso si bien los personajes eran unos bodrios, y la pluma de la autora era densa, expliqué claramente que subía un punto porque había frases realmente hermosas para reflexionar, y que cuando no se trataba de flashbacks, había cierto humor que cambiaba el clima de la novela.
      Y por otro lado, cada puntaje que pone un lector es enteramente personal, por lo que un 3 de 5 para mí puede ser completamente distinto de lo que es un 3 de 5 para vos.
      Saludos :)

      Eliminar
  5. ¡Hola cielo!
    Yo aún no he leído nada de esta autora pero le tengo muchas ganas la verdad porque sus libros son súper recomendados, no se cuando lo haré pero a este le hincaré el diente cuando tenga ocasión.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Virginia! Es cierto, los recomiendan mucho, siempre que leo reseñas suyas los puntúan por las nubes. Aunque me llevé un chasco en este caso, no descarto darle una oportunidad en algún futuro.
      Besitos♥

      Eliminar
  6. Lo cierto es que no me llama nada, y después de leer tu reseña... lo descarto definitivamente :)
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que eso no signifique algo malo, jaja.
      ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  7. Yo con esta autora es que no puedo entonces lo dejaré pasar. Gracias por tu franquezA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya varios me lo han dicho, así que estoy pensándomelo dos veces al hecho de querer seguir con otro título suyo, jaja. Quizás deba dejar pasar un tiempo (largo).
      ¡De nada! Gracias a vos por leerme :)

      Eliminar
  8. Hola!!!!! Totalmente de acuerdo con tu valoración de este libro. Para mi esta autora ha ido de más a menos y es una pena porque hace que dude mucho a la hora de leer sus nuevos libros.
    Veo que tenemos lecturas en común así que me quedo por aquí :

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Yo también lo he leído y también me quedo con que es entretenido y fácil de leer pero sin más...actualmente terminando El Laberinto de los Espíritus, el último de la saga y me gusta muchísimo!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola.

    Vaya, es una pena que no llegas a disfrutarlo del todo, no sé si es que lo pillé con muchas ganas, pero desde luego que lo disfruté muchísimo, la intriga del pasado de la protagonista y el escenario donde se sucedía todo me fascinó, pero es verdad que no todos disfrutamos los libros de igual manera y este libro es un claro ejemplo de ello. Espero que puedas disfrutar mucho más de tus siguientes lecturas.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar